Las personas pueden infectarse con carbunco de tres maneras:  Carbunco por inhalación. Carbunco cutáneo. Carbunco gastrointestinal.