Las arterias bloqueadas pueden causar la pérdida total del flujo sanguíneo en las piernas. Si esto ocurre, la pierna o piernas afectadas pueden deteriorarse. Si esto sucede, es posible que el tejido muerto o afectado deba amputarse.