En una cirugía de bypass o puente arterial coronario con injerto, (o CABG por sus siglas en inglés), se crea un nuevo conducto alrededor de las arterias tapadas en el corazón para mejorar el flujo de sangre al corazón y prevenir problemas cardiacos más serios.