La sigla RCP significa reanimación cardiopulmonar. Cardio significa “del corazón” y pulmonar significa “de los pulmones”. Reanimación significa hacer que una persona recupere sus signos vitales. Realizar RCP a un bebé en caso de urgencia podría salvarle la vida.