La enfermedad de Crohn y la colitis ulcerosa provocan inflamación en los intestinos, causan sí­ntomas similares y se diagnostican de la misma manera. En la actualidad, un millón de norteamericanos padecen de estas dos enfermedades.