La fibrosis quística es una enfermedad poco frecuente de las glándulas mucosas del cuerpo que puede ser hereditaria. Alrededor de 30.000 estadounidenses tienen fibrosis quística. Puede afectar a personas de cualquier raza u origen étnico, aunque es más común que afecte a personas caucásicas o a quienes tienen ascendencia del norte de Europa.