La purina es un compuesto químico que se encuentra en todas las células del cuerpo. A medida que las células crecen y se multiplican, el cuerpo fracciona continuamente la purina y reutiliza sus componentes para producir nuevas células.