Cuando una persona se contagia de hepatitis B por primera vez, ésta es llamada una “infección aguda”. Muchos adultos combaten el virus y se recuperan sin ningún problema.