El cáncer es una de las principales causas de muerte en los Estados Unidos. Cada año, cerca de medio millón de estadounidenses mueren a causa del cáncer.