Tu profesional de la salud puede haberte informado que tienes diabetes. La insulina, junto con la dieta y el ejercicio, puede ayudar a controlar tu nivel de az˙car en sangre (glucosa).