La mayoría de las personas nacen con dos riñones.