La mayoría de las enfermedades que causan discapacidad y muerte entre los estadounidenses se pueden prevenir o posponer. Practicar hábitos saludables de vida y realizarse exámenes médicos periódicos puede ayudarle a evitar estas enfermedades. Esto puede ayudarle a vivir una vida larga y saludable.