Por medio de pruebas preliminares para recién nacidos, se pueden detectar varios tipos de enfermedades. Estas incluyen trastornos metabólicos, trastornos hormonales, afecciones de la sangre y problemas de la audición. La mayoría de las pruebas preliminares para recién nacidos tiene como fin detectar trastornos metabólicos.