Si usted se está preparando para una cirugía a corazón abierto, es natural que se sienta ansioso y preocupado sobre el procedimiento y los aparatos que se utilizarán en el mismo.