El cáncer de ovarios suele afectar a las mujeres mayores de 50 años y, a veces, puede ser hereditario.