La enfermedad de Parkinson por lo general afecta a personas de alrededor de los 60 años y de modos diversos. Algunas casi no presentan síntomas y otras tienen muchos síntomas.