Habrá veces mientras estés en el hospital en las que será necesario que te pongas una bata sin ropa interior y que dejes a los profesionales de la salud ver las partes de tu cuerpo que están heridas o que están operadas. No hay mucha privacidad en los hospitales.