Investigaciones recientes indican que la psoriasis es probablemente un desorden del sistema inmunológico. El sistema inmunológico posee células especializadas que identifican y destruyen bacterias y virus. Estas células sanguíneas se llaman células blancas.