Los granulomas de la sarcoidosis pueden formarse en cualquier órgano o tejido del cuerpo. Sin embargo, los pulmones suelen ser el primer órgano afectado.