Más de 2 millones de personas en Estados Unidos viven actualmente con epilepsia. Aproximadamente 1 de cada 26 personas en EE. UU. desarrollará epilepsia en algún momento de su vida.