La rehabilitación vuelve a entrenar al cerebro del paciente a pensar, comprender, hablar, moverse, y sentir.