La formación de coágulos de sangre es común en pacientes con enfermedades que afectan los vasos sanguíneos o el corazón.