La cantidad recetada de warfarina debe ayudar a mantener su INR dentro de los límites aceptables. Sin embargo, otros factores como las enfermedades, la dieta, el ejercicio y otros medicamentos que esté tomando pueden afectar el espesor de su sangre. Por esta razón, su profesional de la salud le pedirá que se mida su índice de INR con regularidad.